En todo el mundo, alrededor del 46% de la población adulta sufre de dolor de cabeza. En la clasificación de las causas de la discapacidad de la Organización Mundial de la Salud, el dolor de cabeza está incluido en la lista de los 10 estados de salud más graves de los hombres y entre los 5 más graves de las mujeres. En este artículo recopilamos varias causas implícitas de este problema y recomendamos cómo deshacernos de él.

Con la ayuda de estos consejos  podrás prevenir el dolor de cabeza o reducirlo en el menor tiempo posible con métodos simples pero efectivos.

1. Deficiencia de luz solar y vitamina D

Según un nuevo estudio de la Universidad de Finlandia Oriental, la deficiencia de vitamina D puede aumentar el riesgo de dolor de cabeza crónico.

Se analizaron los niveles de vitamina D en el suero sanguíneo en aproximadamente 2 600 personas. Aquellas con el nivel más bajo tenían más del doble de riesgo de desarrollar un dolor de cabeza crónico. Este signo fue especialmente evidente en quienes no fueron examinados en los meses de verano, ya que en este período el nivel de radiación solar se reduce.

2. La luz brillante

Las personas que experimentan dolor de cabeza, a menudo evitan la luz fuerte y tratan de permanecer en habitaciones oscuras durante más tiempo. El Centro de Investigación Médica de Beth Israel reveló una conexión previamente desconocida entre las células nerviosas sensibles a la luz que se encuentran en el ojo y los centros del cerebro que regulan el estado de ánimo, así como varios parámetros físicos como el ritmo cardíaco, dificultad para respirar, fatiga y náuseas.

Además de que la luz brillante se convirtió en la causa de dolores de cabeza, también hizo que el paciente se sintiera irritado, enojado, nervioso, depresivo e inquieto. Asimismo, los participantes del estudio informaron que se sentían molestias físicas, incluyendo náuseas y dificultad para respirar.

3. Truenos y relámpagos

Científicos de la Universidad de Cincinnati utilizaron un modelo matemático para determinar si el rayo en sí causa mayor frecuencia de dolores de cabeza, o dicho problema puede atribuirse a otros factores climáticos. Los resultados revelaron una probabilidad del 19% de un riesgo mayor de la aparición del dolor de cabeza en los días de tormenta. Esto sugiere que el relámpago posee un efecto particular relacionado con la aparición de este padecimiento.

Existen muchos estudios que muestran datos contradictorios sobre cómo las condiciones climáticas, incluyendo elementos tales como la presión y la humedad, influyen en la aparición del dolor de cabeza. Sin embargo, este estudio demuestra una correlación entre los relámpagos y dicho dolor.

4. Depresión y ansiedad

Un estudio del Centro Médico de Defensa Nacional de Taiwán involucró a 588 pacientes que acudieron al ambulatorio quejándose del dolor de cabeza. En la mayoría de los casos, el dolor fue consecuencia de la ansiedad y la depresión, así como de la mala calidad del sueño.

Resultó que factores como el estrés emocional y la frecuencia del dolor de cabeza pueden influirse mutuamente a través de un mecanismo común de interacción. Por ejemplo, las reacciones emocionales pueden cambiar la percepción del dolor a través de ciertas vías de señalización.

Los hallazgos sugieren que un tratamiento médico adecuado para reducir la incidencia del dolor de cabeza también puede reducir el riesgo de depresión y ansiedad en pacientes con migraña.

5. Medicamentos que contienen codeína

Según el estudio realizado en la Universidad de Adelaida, el uso de grandes dosis de analgésicos que contienen codeína puede contribuir a la aparición de dolores de cabeza severos. Este es un problema común en pacientes que tienen un alto grado de sensibilidad.

La sensibilidad al dolor es el principal problema para quienes usan opioides. Cuanto más a menudo la gente toma estos medicamentos, mayor es el riesgo de la sensibilidad al dolor, por lo que el paciente nunca será capaz de alcanzar el nivel necesario de alivio. A largo plazo esto da lugar al agravamiento del problema, y ​​no a su solución.

6. Obesidad

Estudios recientes de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore sugieren que la obesidad es causa del dolor de cabeza, migraña en particular, y está vinculada con algunas condiciones secundarias, tales como la hipertensión intracraneal idiopática. También se observó que el riesgo de desarrollar dolores de cabeza por exceso de peso es más alto en la edad reproductiva.

Cuanto mayor sea el índice de masa corporal, mayor es la probabilidad de que el dolor de cabeza periódico pueda convertirse en crónico. Al mismo tiempo, la actividad física y la pérdida de peso pueden ayudar a reducir la incidencia del dolor hasta su completa desaparición.

7. Frío

Los científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva señalaron que la adaptación humana a las temperaturas bajas puede contribuir en algún grado a la propagación del dolor de cabeza entre la población. Felix Key notó que este estudio muestra perfectamente cómo los rasgos evolutivos del pasado pueden afectar los fenotipos modernos en un ambiente frío.

Debido a los efectos de las bajas temperaturas, pueden producirse espasmos de los vasos cerebrales, lo que altera el suministro de sangre. En condiciones frías, se observa la disminución de la concentración de oxígeno en el cuerpo, lo que puede provocar dolor de cabeza y migrañas. Este factor se refiere especialmente a aquellos que son sensibles a los cambios de las condiciones climáticas.

¿Qué puede ayudar?

1. Cuidar el hígado

Las siguientes recomendaciones pueden serte de ayuda para cuidar el bienestar de tu hígado. Recuerda que son solo recomendaciones; de ningún modo sustituyen a la más que aconsejable consulta profesional.

  • Evita comer en grandes cantidades: Lo mejor es comer lo justo y varias veces al día, sin perder ninguna comida. Jamás te saltes el desayuno, ya que es esencial para mantener el metabolismo en buen estado.
  • Reduce el consumo de grasas, fritos, azúcar, alcohol, sal y productos lácteos.
  • Eleva tus dosis de verduras y frutas frescas: Es mejor comer alimentos elaborados con cocciones suaves, como por ejemplo al vapor.
  • Da prioridad a los alimentos vegetales e integrales: Sobre todo los que tienen un efecto “refrescante” y en especial las verduras de hoja verde con sabor amargo. Estos tienen un efecto desinflamante a nivel hepático, además de ayudar en la función depurativa. Uno de los mejores alimentos de este tipo es la alcachofa.
  • Hay plantas medicinales que pueden serte de gran ayuda: algunos ejemplos son el cardo mariano, jengibre, diente de león, té verde. Son desintoxicantes, estimulan el drenaje y mejorar la función hepática.

También vale la pena señalar que la eliminación de la cafeína puede causar dolores de cabeza. Si una persona bebe café regularmente por la mañana y luego de repente deja de hacerlo, puede desarrollar dolores de cabeza.

2. Acupuntura

Los estudios realizados por la Universidad Técnica de Múnich muestran que la acupuntura es efectiva para el tratamiento de dolores de cabeza frecuentes, episódicos o crónicos. La acupuntura real se comparó con la acupuntura ficticia en siete ensayos. Entre los participantes que recibieron acupuntura real, al menos el 51% de los sujetos tuvieron un alivio parcial del dolor de cabeza. Después de seis meses de procedimientos regulares fue conseguida una mejora considerable.

3. Luz verde

Los científicos de la Escuela de Medicina de Harvard han determinado que la luz verde reduce significativamente la fotofobia y la sensibilidad a la luz brillante, y también puede reducir la intensidad del dolor de cabeza.

A los participantes del estudio que sufrieron ataques agudos de dolores de cabeza se les pidió que informaran cualquier cambio en el estado físico cuando se expusieran a diferentes intensidades de luces azules, verdes, ámbar y rojas. En una habitación bien iluminada, aproximadamente el 80% de los pacientes informaron un aumento del dolor de cabeza en todos los colores que no fueran verdes.

El profesor Rami Burstein y sus colegas descubrieron inesperadamente que la luz verde alivió el dolor en un 20% aproximadamente.

4. Resolución de conflictos internos

Muchos estudios han comprobado como el ser humano acumula sus vivencias, guarda de forma profunda y durante mucho tiempo , tensiones emocionales, traumas , sucesos hirientes , desastres , palabras negativas , situaciones humillantes y un sinfín de frustraciones y decepciones. Por lo que muchas veces la cabeza que es el centro del pensamiento se ve bloqueada para la realización de su papel de coordinación y toma de decisiones .

La cefalea es una , delas formas que nuestro organismo tiene de aviso indicándonos que algo no está bien y es necesario buscar la solución. Así que deberíamos vaciar todos estos aspectos tóxicos y buscar el equilibrio , liberándose del estrés , , enfocando nuestra vida hacia la superación de los conflictos , curando las heridas internas y canalizando toda nuestra energía hacia nuestro presente para poder disfrutar de un verdadero bienestar.

5. Restricciones alimentarias, dieta

De acuerdo con el doctor en ciencias médicas Vicente Martin, la causa de los dolores de cabeza puede ser el glutamato de sodio, que es un potenciador del sabor utilizado en numerosos alimentos procesados, incluyendo alimentos congelados o enlatados, sopas instantáneas, queso, requesón, bocadillos, aderezos para ensaladas, condimentos, salsa de tomates, salsa de barbacoa.

Es recomendable comer más productos naturales, como verduras frescas, frutas y carne.

También vale la pena dejar el alcohol, porque es una de las causas más comunes de dolores de cabeza. Las bebidas más problemáticas son el vodka y el vino tinto por el alto contenido de histamina.

6. Lentes de colores

Se recomienda que los lentes de sol con cristales oscuros sean usados por cualquier persona que sufra el dolor de cabeza y experimente fotofobia. Sin embargo, muchos pacientes notaron que tal solución no siempre es conveniente y práctica. Entonces, los científicos de la Universidad de Cincinnati realizaron una investigación sobre el efecto de los lentes con cristales de color más claro en la salud de las personas que sufren de dolores de cabeza.

Se constató que el 85% de los pacientes con fotofobia, se deshicieron de ella. Estos lentes permiten suavizar la luz brillante, y se pueden utilizar en interiores, lo que facilita la adaptación de aquellos que sufren de fotosensibilidad, causante de dolores de cabeza.

Dra Teresa Pérez
Coach de Salud
Médico de Empresa
Especialista en Valoración de Daño Corporal

Hola 🤚🏻
¿En qué te podemos ayudar?
Powered by