«La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas.»
(Lucas 11:34)

La malicia es el tipo de pecado que mata poco a poco. Mientras que la persona se nutra de mala intención, jamás tendrá la atención Divina. ¿Sirve tener fidelidad y malicia en el corazón? ¿No es eso un intento de agradar a Dios y al diablo? ¿Es posible que el malintencionado sea visitado por Dios?

Esta ha sido una de las mayores TRABAS en la vida de mucha gente religiosa; ven todo con malos ojos… ven al pastor con malicia, ven las ofrendas con malicia, ven a las demás personas con malicia…

El consejo de Jesús es claro: mantén tus buenos ojos, para que andes siempre en la luz. Quien anda en tinieblas, no ve nada, nunca llega a ningún lugar. “Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas”. (Lucas 11:35) Nada más incorrecto que una luz que es oscuridad.

 

Sus ojos son la luz de tu cuerpo.
Elimina de tus ojos toda malicia, para andar en luz.

Abrir chat
Hola 🤚🏻
¿En qué te podemos ayudar?
Powered by