En la actualidad existen muchos blogueros/as que muestran a las diferentes personas de la sociedad, aspectos de la cultura, estética, deporte, moda, tendencias, diseño, política, actualidad, bienestar, etcétera.

El biens preciado

Podrías preguntarte, ¿por qué nace este espacio?, ¿cuál es el objetivo de estar aquí escribiendo? La respuesta es que la salud es un bien preciado y muchas personas sufren con diferentes trastornos, afectando a su vida personal, laboral, en su relación de pareja y en el entorno donde conviven.

Es necesario desde el punto de vista sanitario realizar un esfuerzo para incentivar, motivar y atraer la atención de las personas afectadas. También es muy importante promover y estimular los nuevos cambios si queremos pertenecer al grupo de población sana. Es decir, disfrutar de una existencia con vitalidad, energía y fuerza, independientemente de la edad que posean.

Consejos y herramientas para mejorar

Por eso os animo a que sigáis muy de cerca todo lo que os mostraré para empezar a disfrutar de una vida plena y con bienestar. Mi dedicación al mundo de la prevención ha generado un amplio bagaje con herramientas y estrategias muy útiles, que os permitirán llegar al éxito en vuestra salud. La medicina actual, centra su atención casi en su totalidad, hacia el área de los enfermos, pero muy pocos nos enseñan y cuidan para que no lleguemos a estar en esa situación.

Podréis comprobar cómo el cuidado de nuestro organismo es algo que puede resultar muy atractivo y apasionante, enfrentando las dificultades como retos. Aprenderéis a conseguir objetivos, que al principio os parecerían muy difíciles, incluso partiendo de cero.

Creo que estamos preparados para ponernos en marcha y decidir qué tipo de salud queremos.

Puntos imprescindibles

La salud se compone de seis pilares básicos sobre los que sostiene y fundamenta para poder tener el bienestar físico, psíquico y social con ausencia de dolor y enfermedad.

1. ALIMENTACIÓN

El pilar de la nutrición es quizás el más importante de todos, sin querer subestimar la gran importancia de los demás.

Los desequilibrios en la nutrición pueden ser responsables de una salud empobrecida, un sistema inmune deficiente, fatiga, y malestar emocional entre otros.

2. EJERCICIO

Mediante el ejercicio físico podemos mantener la funcionalidad del cuerpo ya que repercute sobre nuestra salud física y mental. No debe llegar a niveles elevados de fatiga, debe equilibrar todo nuestro cuerpo, mejorando nuestra destreza y resistencia para que seamos física y emocionalmente más fuertes.

3. HIDRATACIÓN

Dependemos del agua para sobrevivir. Se utiliza para mantener la temperatura, eliminar los deshechos o lubricar las articulaciones. Una adecuada hidratación nos protege de la posibilidad de desarrollar enfermedades, mejora el rendimiento intelectual y promueve el rendimiento físico y mental.

4. DESCANSO

Durante la noche, nuestro organismo dispara diferentes procesos, entre ellos segregar la hormona de la juventud con el fin de mantener y reparar las estructuras celulares. Cuando alteramos el ciclo de sueño, nuestro cuerpo lo nota y nos manda señales como la fatiga, el cansancio o el mareo. A cada edad, tenemos un número mínimo y máximo (sí, dormir demasiado también puede ser perjudicial) de horas de sueño.

5. DETOXICACIÓN-DEPURACIÓN

Hay un gran cantidad de toxinas (contaminación, tabaco, café, colorantes, conservantes, edulcorantes…) que se acumulan en nuestro organismo día tras día. Éstas provocan un mal funcionamiento de las células y a nivel general efectos como: cansancio, irritabilidad, fatiga, problemas cutáneos, digestivos, respiratorios, insomnio… De ahi la importancia de realizar una depuración para restablecer el buen funcionamiento sobre todo del hígado y del riñón.

6. ACTITUD

No por ser el último pilar es el menos importante, al contrario. Es decisivo y fundamental para llevar a cabo todos los demás.

La receta secreta del éxito es la actitud, se necesita poner de nuestra parte y salir de la zona de confort para lograr trasformar nuestra salud. Hay que mantener nuestra motivación con pensamientos positivos. YO PUEDO, LO LOGRARÉ, NO DESISTIRÉ… y también debemos mantener en línea el control de las emociones, que tantas veces, nos han jugado malas pasadas.

Aunque los pasos nos parezcan cortos si son en el camino adecuado nos llevarán sin duda alguna a una salud completa.

Dra Teresa Pérez
Coaching de Salud
Médico de empresa
Especialista en valoración del daño corporal