Tener dolores en el pecho puede asustar, pero no significa que tengas problemas problemas cardiovasculares relacionados con un ataque al corazón. Existen otras razones.

El dolor torácico es una molestia o dolor que se siente en algún punto a lo largo de la parte frontal del cuerpo entre el cuello y el abdomen superior.

Muchas personas que experimentan dolor torácico tienen miedo de tener un ataque cardíaco. Algunas causas no son peligrosas para la salud, mientras que otras son serias y en algunos casos potencialmente mortales.

Cualquier órgano o tejido en el tórax puede ser el origen del dolor, incluso el corazón, los pulmones, el esófago, los músculos, las costillas, los tendones o los nervios. El dolor también se puede propagar hacia el tórax desde el cuello, el abdomen y la espalda.

Otros problemas del corazón como la angina

La angina o angina de pecho es un dolor transitorio o una sensación de presión que se produce cuando el corazón no recibe suficiente sangre rica en oxígeno. Esta demanda de oxígeno es provocada en situaciones que implican un esfuerzo (ejercicio físico, en temperaturas extremas, después de comidas pesadas o emociones).

El dolor se presenta en el centro del pecho e irradia con frecuencia al cuello y al brazo izquierdo. Suele durar unos minutos y el corazón no sufre un daño permanente como en el caso del infarto.

Ataques de pánico

Los niveles altos de estrés, ansiedad o depresión producen dolores constantes en la zona cercana al corazón.

Estos suelen ser más fáciles de identificar que en otros casos, aunque algunas veces son tan fuertes que se pueden confundir con una patología más grave.

Suelen darse de forma repentina y pueden venir acompañados con una sensación de presión y punzadas.
En este caso se sitúan en el centro del pecho, debido a que es en esta zona y en la boca del estómago donde se forman los nudos relacionados con las emociones.

Problemas digestivos como acidez o enfermedades del esófago

El reflujo ácido es una condición muy común en la población, ya que alrededor del 7% lo padece varias veces a la semana. Se produce cuando hay un desbalance entre los factores agresores y los defensivos de la mucosa esofágica, el cual permite que incremente la acidez.

Consiste en una sensación de quemazón o dolor en la altura del esternón, que aumenta tras ingerir comidas demasiado copiosas o abundantes. También se puede presentar un sabor agrio en la boca, dificultades para tragar y un fuerte dolor torácico.

De hecho, es una de las causas más frecuentes de dolor en el pecho no cardíaco, y muchas veces se confunde con el que se produce con un infarto agudo de miocardio.

Enfermedades de los pulmones, como neumonía, pleuresía o embolismo pulmonar

Problemas pulmonares que pueden causar dolor torácico:

  • Un coágulo de sangre en el pulmón (embolia pulmonar)
    Es una obstrucción de una artería en los pulmones ya sea por grasa, aire, coágulo sanguíneo o células tumorales.
  • Colapso del pulmón (neumotórax)
    El colapso pulmonar ocurre cuando el aire escapa del pulmón. El aire luego llena el espacio por fuera del pulmón, entre este y la pared torácico. Esta acumulación de aire ejerce presión sobre el pulmón, así que este no se puede expandir tanto como lo hace normalmente cuando usted inspira.
  • Neumonía
    Causa dolor agudo en el pecho que a menudo empeora cuando usted tose o toma una respiración profunda. La inflamación del revestimiento alrededor del pulmón (pleuresía) puede causar dolor torácico que generalmente se siente agudo y que a menudo empeora cuando usted tose o toma una respiración profundo.

Costocondritis: Una inflamación de las articulaciones del pecho

Todas las costillas excepto las dos últimas están conectadas al esternón por un cartílago. Este cartílago puede inflamarse y causar dolor. Esta afección se conoce como costocondritis. Esta es una causa común de dolor torácico.

A menudo no hay una causa conocida para la costocondritis. Pero puede ser causada por:

  • Lesión torácica
  • Ejercicio vigoroso y levantamiento de objetos pesados
  • Infecciones virales, como infecciones respiratorias
  • Esfuerzo para toser
  • Infecciones tras cirugías o a causa del uso de fármacos por vía intravenosa
  • Algunos tipos de artritis

El síntoma más común de costocondritis es dolor y sensibilidad en el tórax. Puedes sentir:

  • Dolor punzante en la parte frontal de tu pared torácica, que puede trasladarse a tu espada o estómago
  • Aumento del dolor cuando respiras hondo o cuando toses
  • Sensibilidad cuando presionas la zona en la que la costilla se une al esternón
  • Menos dolor cuando dejas de moverte o cuando respiras rápidamente

Ante un dolor en el pecho, ve al médico

Llama a emergencias médicas al 112 o al 061 en caso de que sientas de repente un dolor opresivo, que te comprime fuertemente el pecho. Si este dolor se propaga a la mandíbula, el brazo izquierdo o entre los omóplatos; o si aparecen náuseas, mareos, sudor frío, corazón acelerado o falta de aire.

Dra Teresa Pérez
Médico de empresa
Coach de Salud
Especialista en valoración de daño corporal

Abrir chat
Hola 🤚🏻
¿En qué te podemos ayudar?
Powered by