El páncreas es una glándula grande ubicada detrás del estómago y cerca de la primera parte del intestino delgado que segrega jugos digestivos en el intestino delgado a través de un tubo llamado conducto pancreático. El páncreas también libera las hormonas insulina y glucagón en la sangre.

La pancreatitis es una enfermedad en la que el páncreas se inflama, generando síntomas como fuerte dolor abdominal, mareos y heces amarillentas, siendo este el principal órgano responsable de la digestión de los nutrientes en el intestino. Esta inflamación ocurre debido a que las enzimas pancreáticas se activan mientras están en él y no cuando están en el intestino, las causas pueden ser la presencia de cálculos biliares, alcoholismo, tabaquismo e inclusive el uso de ciertos medicamentos.

La pancreatitis se clasifica según el tiempo de evolución en pancreatitis aguda, la cual surge repentinamente y dura tan solo unos días, o puede ser crónica, la cual perdura durante varios años. El tratamiento se realiza principalmente a través del uso de medicamentos, pero en los casos más graves puede ser necesario realizar una cirugía, e inclusive pueden surgir complicaciones que pueden causar la muerte.

Síntomas de pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda ocurre de forma repentina y generalmente es curada en pocos días al seguir el tratamiento adecuado, pero en los casos más graves de la enfermedad, puede causar la muerte. Sus síntomas son:

  • Dolor constante e intenso en la parte superior del abdomen, que empeora con el paso del tiempo y después de las comidas. Normalmente surge a nivel de la boca del estómago y se irradia hacia los lados y hacia la espalda, en forma de cinturón;
  • Náuseas y vómitos;
  • Inflamación y sensibilidad en el abdomen;
  • Fiebre;
  • Aumento de los latidos del corazón;

En presencia de estos síntomas, se debe acudir a la emergencia hospitalaria inmediatamente, ya que la enfermedad puede agravarse rápidamente y causar hemorragias o problemas graves a nivel de los riñones, pulmones y el corazón, aumentando el riesgo de muerte.

Síntomas de pancreatitis crónica

La pancreatitis crónica es aquella que no cura y va empeorando a lo largo del tiempo, causando lesiones en el páncreas que dificultan su funcionamiento adecuado, llevando al surgimiento de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal constante o intermitente, con períodos con ausencia de dolor. La ingestión de alimentos puede aumentar el dolor causando temor al comer;
  • Náuseas y vómitos;
  • Pérdida de peso sin causa aparente;
  • Fatiga;
  • Mala digestión que se manifiesta con diarrea crónica y esteatorrea. Las heces suelen ser de color amarillentas y flotan, lo que indica la presencia de grasas.

Estos síntomas son causados porque ocurre una malabsorción de las grasas principalmente y de los alimentos en general, que no son absorbidos por completo por el intestino, pudiendo causar desnutrición en el individuo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la pancreatitis es hecho en el hospital con el uso de medicamentos analgésicos para disminuir el dolor, de antibióticos y con la ingestión de enzimas pancreáticas por vía oral.

En la forma aguda de la enfermedad, el individuo suele mantenerse durante 24 a 48 horas sin ingerir alimentos por vía oral para no forzar el páncreas y permitir que el órgano se desinflame. Dependiendo de la gravedad es posible que el médico indique la colocación de una sonda que va de la boca al intestino que permite la alimentación con suplementos nutricionales, iniciándose luego la alimentación por vía oral.

En el caso de la pancreatitis crónica el individuo debe seguir una dieta baja en grasa y azúcares, además de ingerir enzimas digestivas para que ayuden a digerir los alimentos y permitir que sean absorbidos por el intestino.

Posibles causas de la pancreatitis

La pancreatitis surge cuando las enzimas digestivas que están dentro del páncreas se activan antes de llegar al intestino, irritandolas las paredes del órgano, causando la inflamación del mismo. Aunque puede ocurrir en personas saludables, la pancreatitis es más frecuente en algunos casos como:

  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas;
  • Tabaquismo;
  • Piedras en la vesícula;
  • Post operatorio de cirugía abdominal;
  • Traumatismo abdominal;
  • Fibrosis quística;
  • Hipertrigliceridemia;
  • Páncreas dividido;
  • Disfunción del esfínter de Oddi;
  • El uso del algunos medicamentos como tetraciclina, ácido valproico, medicamentos contra el VIH, azatioprina, estrógenos, 6-mercaptopurina;
  • Elevados niveles del calcio en la sangre;
  • Cáncer en el páncreas.

Además de esto, personas que tienen antecedentes familiares de pancreatitis también mayor probabilidad de desarrollar esta enfermedad en algún momento de la vida.

Dieta para Pancreatitis

La dieta para la pancreatitis es fundamental para que el tratamiento sea exitoso debido a que el objetivo es prevenir la malabsorción de nutrientes, disminuir la indigestión y los factores de riesgo para prevenir o tratar la malnutrición. Por lo que es importante mantener algunas recomendaciones como:

  • No ingerir bebidas alcohólicas;
  • No ingerir alimentos que contengan grasa;
  • Evitar comidas voluminosas.

El objetivo de la dieta para la pancreatitis es realizar una dieta baja en grasas (40 a 60 g de grasa/día) que ayude a inhibir la producción de enzimas pancreáticas, disminuyendo así los síntomas de dolor, náuseas y vómitos. Además de esto, también es importante controlar la ingesta de alimentos ricos en azúcares o con un alto índice glucémico debido a que durante la pancreatitis puede ocurrir un aumento de la glucemia.

Para facilitar la digestión el médico podrá recomendar la ingestión de un
medicamento semejante a una enzima producida por el páncreas llamado
pancreatina, el cual debe ser ingerido antes de cada comida principal para ayudar a que los alimentos sean digeridos y absorbidos.

Dieta para pancreatitis

A continuación se muestra un ejemplo de un consumo de 40g de grasa por día que puede ser aplicada en casos de pancreatitis:

Cantidad por día Alimentos Cantidad de grasa (gramos)
1 taza Leche descremada 0-3
180 gramos Carne baja en grasa, pescado o pollo sin piel  20
1 unidad Huevo entero 4-7
1 rebanada (30g) Queso blanco tipo mozzarella 4-7
3 porciones Vegetales (incluir vegetales verdes oscuros y amarillos intensos) 0
3 porciones Frutas (al menos 1 cítrica) 0
1 porción Pan y cereales sin grasa 0-1
1 cucharita Margarina o aceite de oliva 5
  Grasa total 33-43

Pancreatitis Aguda

Durante una crisis de pancreatitis aguda, por lo general se interrumpe la alimentación durante un máximo de 48 horas colocando en primer lugar hidratación vía intravenosa para estabilizar al paciente. Una vez estabilizado y dependiendo de la gravedad, es posible que el médico indique la colocación de una sonda que va de la nariz al intestino para ser alimentado con suplementos nutricionales especiales con la intensión de mantener el páncreas en reposo y evitar su estimulación.

Dependiendo de la evolución, una vez que el individuo no presente dolor, haya una disminución de los valores en sangre de las enzimas pancreáticas y no haya riesgo de complicaciones se iniciará la alimentación por vía oral con una dieta de líquidos claros y baja en grasa según la tolerancia del paciente, donde se irá realizando poco a poco la progresión de la dieta a una consistencia blanda y luego sólida con alimentos de fácil digestión y baja en grasa.

Pancreatitis crónica

En la pancreatitis crónica el tratamiento nutricional tiene como objetivo prevenir la pérdida de masa grasa y muscular; estimular el apetito; disminuir los síntomas como dolor, náuseas, vómitos y diarrea; recuperar al paciente de la malabsorción de nutrientes (proteínas, grasas, vitaminas y minerales) y controlar los valores de la glucosa en sangre.

Debido a esta situación la dieta debe ser suplementada con vitamina A, D, E y K, que son las que se ven más afectadas por la malabsorción por ser vitaminas liposolubles, además de vitamina B12 y del complejo B minerales como zinc, calcio y magnesio. Además de esto, es importante el aporte de enzimas pancreáticas por vía oral para ayudar a digerir y absorber los alimentos correctamente.
También es importante evitar las comidas copiosas debiendo realizar comidas en pequeña cantidad y varias veces al día (3 comidas principales y 3 meriendas), consumir entre 40 a 60 g de grasas como máximo a diario y evitar los alimentos ricos en azúcares para ayudar a controlar la glucemia, en caso esté elevada.
Además de esto, se debe evitar la ingesta de alcohol, debe haber un consumo adecuado de proteínas y debe ser baja en fibra.
Es importante que el individuo con pancreatitis crónica acuda a un nutricionista para que sea elaborado un plan nutricional de acuerdo a sus necesidades, evitando así que llegue a un estado de desnutrición.

Alimentos permitidos en la pancreatitis

  • Leche descremada, queso blanco o ricotta light;
  • Clara de huevo;
  • Cereales, granos, palomitas de maíz (sin grasa);
  • Carnes bajas en grasa como pechuga de pollo y filete de pescado;
  • Gelatina sin azúcar y galletas integrales;
  • Frutas y vegetales;
  • Arroz, pasta, patata, pan (sin grasa).

Alimentos prohibidos en la pancreatitis

  • Chocolate;
  • Bebidas alcohólicas;
  • Carnes con alto contenido de grasa como la tocineta, mantequilla, quesos amarillos, manteca;
  • Alimentos congelados, hamburguesas, comida rápida;
  • Frituras, embutidos como salami y salchicha.

Es importante que siempre que se consuma algún alimento se verifique en el etiquetado nutricional si el producto contiene grasa saturada o hidrogenada para evitar su consumo, teniendo siempre en cuenta la cantidad total de grasa que va ingiriendo durante el día y nunca superando la recomendación dietética.

Además de esto, es importante la orientación por un nutricionista para la evaluación del individuo y la elaboración de un plan nutricional acorde a sus necesidades, de manera que el tratamiento para la pancreatitis se realice lo más correcto posible y se eviten complicaciones.

Dra Teresa Pérez
Coach de Salud
Médico de Empresa
Especialista en Valoración en Daño Corporal

Abrir chat
Hola 👋🏼, ¿En qué te podemos ayudar?